Escapada a Venecia



Venecia, la ciudad de los canales, del romanticismo y las góndolas. Un souvenir flotante que parece estar sacado de otra época. Por suerte no es tan caro disfrutar de esta maravilla renacentista, compañías low-cost hacen el recorrido uniendo muchas ciudades de España en menos de dos horas.

El junio pasado Carlos me sorprendió por mi cumpleaños con un bonito viaje a Venecia. En este post haremos un recorrido por un viaje express a la Serenissima de 36 horas.

Hay dos aeropuertos que conectan Venecia, el de Treviso y Marco Polo. La mayoría de las compañías low-cost aterrizan en Treviso, a 40 kilómetros de la urbe. Por suerte, muchas compañías de autobuses conectan ambos destinos.







¿Cómo llegar de Treviso a Venecia?

AUTOBÚS ATVO

Para llegar desde Treviso hasta Venecia hay un autobús de la compañía ATVO que realiza varias paradas: dos en Mestre, una de ellas en la estación de tren, y otra en Venecia, en la Piazzale Roma. En esta plaza también se hallan, aparte de la estación de autobús, las estaciones de tren y cruceros.

Para coger el vuelo de vuelta, tendréis que tomar de nuevo el autobús en la Plaza de Roma. Salen entre dos horas y media y tres horas antes de la hora de salida del avión.

Este autobús también hace la ruta al Aeropuerto de Marco Polo.

El precio del billete es de 10€ por trayecto, 18€ al comprar el billete de ida y vuelta. Con este tipo de billete, la vuelta deberá realizarse en un máximo de 7 días.

Encontraréis toda la información actualizada en la siguiente página web:



AUTOBÚS BARZI SERVICE


Estos autobuses tienen los mismos horarios y precios que los anteriores, como principal ventaja está el tiempo de trayecto, 40 minutos en vez de 70, ya que van por la autopista. El billete se puede comprar directamente al conductor. Esta misma empresa realiza un servicio entre los aeropuertos de Treviso y Marco Polo en tan sólo 30 minutos. Su precio es de 10 € por trayecto o 18€ ida y vuelta.

Encontraréis toda la información actualizada en la siguiente página web:



SERVICIO DE TRANSFER


Si no tenéis un presupuesto muy ajustado, el servicio de transfer es la opción más cómoda. Un chófer os esperará en la terminal de aeropuerto, os llevará en coche hasta un muelle y en taxi acuático hasta el hotel. Algunos hoteles tienen servicio de transfer, preguntad cuando hagáis la reserva,

Algunas empresas de transfer:

http://www.disfrutavenecia.com/traslados/
http://transfer.tuscanyall.com/es/
http://www.click-traslados-aeropuertos.com/traslados-aeropuerto-venecia.html


ALOJAMIENTO

La oferta hotelera de la Serenissima es tan variada como variopinta. No tendréis problemas en encontrar un buen hotel para vuestra estancia, sin embargo los precios varían muchísimo y la mayoría suelen estar en pisos altos, sin ascensor.

Una vez en la ciudad, nos alojamos en el hotel Casa Sul Molo, un encantador establecimiento a dos minutos de la Piazza San Marcos.



Ubicado en la tercera y cuarta planta de un edificio antiguo (sin ascensor), daba mala impresión ya que se encontraba en un callejon algo angosto y lúgubre, sin embargo es un hotel limpio, agradable y reformado



Ya que disponiamos de poco tiempo (fuimos viernes por la tarde y volvimos domingo por la mañana) decidimos visitar los imprescindible, aunque eso no quito que disfrutaramos perdiendonos por las callejuelas de la antigua ciudad.

MOVERSE POR VENECIA


Hay dos formas de moverse por la ciudad: en vaporetto y andando, puesto que el tráfico rodado está prohibido en la laguna.

Si eliges la opción de andar, puede que te encuentres con algun mercado formado por pequeños barcos anclados a la orilla de los canales.

El uso del vaporetto es altamente recomendable si acabamos de llegar a la estación de autobuses o de trenes y nuestro hotel está lejos, o para movernos entre las diferentes islas que rodean Venecia. Este es un mapa de sus lineas:



Necesitaras un tiquet para subir a uno de estos barcos. En las paradas más importantes se encuentan taquillas donde poder comprarlos, mientras que en otras solo habrá una máquina. No olvides validarlo antes de subir. Si ninguna de estas dos opciones está disponible, hay que comprar el billete al conductor del barco.

Existen varios tipos de billete a distintos precios, así que vale la pena estudiar cual se adecua más a nuestras necesidades. Con la Venice Card se obtienen descuentos o incluso el libre uso de este transporte.

http://www.actv.it/en/movinginvenice/prices

También existe un servicio acuático de taxi en lanchas, aparte de las famosas góndolas. Hay que saber que existen gondoleros “oficiales“ y paradas “oficiales“, pero es muy difícil diferenciarlos de los denominados gondoleros “piratas”; las góndolas son similares y la práctica mayoría de los gondoleros van vestidos con la tradicional camiseta a rayas. Existe una tarifa oficial para contratar un paseo en góndola en Venecia, pero este precio puede variar dependiendo de varios factores.

Tarifas oficiales de las góndolas

A partir de las siete de la tarde, los precios suben, y pasan a ser de 100 euros, y 50 euros más por los 20 minutos adicionales. Este precio es por góndola, no por persona, por lo que deberás pagar lo mismo si vais a montar dos o seis personas, que es la máxima capacidad de la góndola. En la práctica, durante tu visita de Venecia, cuando vayas paseando por los callejones y canales te encontrarás gondoleros que te invitarán a montar, “¿góndola?”. Posiblemente, de entrada te pidan 100 euros, por lo que habrá que rechazarlo o regatear.

Nuestro consejo, mochila, agua y zapatos cómodos (a ser posible de suela de goma ya que algunas calles resbalan) y a andar.

VENICE CARD




El ayuntamiento de Venecia promueve el uso de esta tarjeta. Con ella se obtienen descuentos y entradas gratis a distintos museos. Hay que solicitarla al menos 48 horas antes de llegar a Venecia.

Haced cálculos para ver si os merece la pena comprarla.

Más información en:

http://www.venecia.es/visitar-venecia/la-venice-card.htm
- http://www.venicecard.it


PLAZA SAN MARCOS



La Plaza de San Marcos se encuentra en el corazón de Venecia. Mide 180 metros de largo por 70 metros de ancho y es el epicentro de la ciudad.

Su construcción se inició en el siglo IX adoptando el tamaño y forma actual en 1177, siendo pavimentada 100 años después.

La Plaza de San Marcos es una de las plazas más bonitas del mundo, Napoleón Bonaparte la definió como "El Salón más Bello de Europa".

Está plagada de cafeterías que datan del siglo XVI y XVIII, con sus ornamentos y decoración original. Estos cafés suelen tener una banda de música que toca en directo por la tarde y las noches para el deleite de sus clientes. Cuidado, es la zona más cara de Venecia, un café puede costar perfectamente 20 euros.

La plaza es el lugar más bajo de Venecia por lo que, cuando hay "acqua alta" es el primer lugar en inundarse. Cuando esto sucede, las autoridades colocan pasarelas para el tránsito de los ciudadanos y visitantes. Dependiendo de la época, si tenéis suerte (o mala suerte, depende para quien), podréis ver la plaza llena de agua.



El Campanile se encuentra situado en la Plaza de San Marcos y es el campanario de la Basílica de San Marcos. Con 98,5 metros de altura, es el edificio más alto de la ciudad, y ofrece unas vistas estupendas de Venecia.

La torre original servía como faro para los navegantes además de como campanario. Tras varias restauraciones, adquirió su forma actual en 1515.

Por desgracia a la torre no pudimos subir ya que la cola era impresionante.


BASÍLICA DE SAN MARCOS



Comenzamos en la Piazza San Marco, visitando la Basílica de San Marcos. Un impresionante edificio de varios estilos arquitectónicos.

La Basílica de San Marcos es el principal templo católico de la ciudad de Venecia y la obra maestra de la influencia bizantina en el Véneto. Su construcción fue iniciada en el 832 para guardar el cuerpo de San Marcos, traído desde Alejandría.



Fue quemada en un motín en el 975 y reconstruida en el siglo XI por arquitectos y obreros de Constantinopla. Las obras se iniciaron probablemente en 1063, y el nuevo templo fue consagrado diez años después. En el siglo XIII se le añade un nártex cubierto con cúpulas más pequeñas que envuelve el brazo inferior de la cruz. Fue modificada también en los siglos XV y XVII.




Una ley de la República Veneciana imponía como tributo que los mercaderes afortunados, después de hacer negocios provechosos, hicieran un regalo para embellecer San Marcos, de ahí la variedad de estilos y materiales. San Marcos es un museo vivo de arte bizantino latinizado. Con su decoración intacta de mosaicos, parece más bizantino que las iglesias de Constantinopla blanqueadas por los turcos, o las de Salónica, ahumadas por los incendios.

Entradas:
Entrada a la Basílica: gratuita.
Museo de San Marcos: 4€.
Tesoro: 3€.
Pala de Oro: 2€.

Horario:
Todos los días de 9:45 a 17:00 horas.
Domingos: de 14:00 a 16:00 horas (hasta las 17:00 horas en verano).


PALACIO DUCAL



El Palacio Ducal (Palazzo Ducale) se encuentra situado en la Plaza de San Marcos. También es llamado Doge´s Palace (el palacio del duque).



El Palacio Ducal comenzó siendo un castillo fortificado en el siglo IX aunque, después de un incendio, tuvo que ser reconstruido y fue utilizado como fortaleza y como prisión.

Comenzando por la Scala d’Oro (escalinata dorada que conduce a la segunda planta), en el Palacio Ducal se visitan las salas donde residían los dogos, las salas de votaciones, la armería, los patios y la prisión.



En el "Apartamento del Duque", es admirable la decoración de las salas y los cuadros que albergan, obras de artistas como Veronés, Tiziano y Tintoretto muestran la historia de Venecia.



Prosiguiendo la visita se llegaréis hasta la Sala del Maggior Consiglio, en la que más de 1.000 personas llegaban a votar el destino de La Serenissima. En esta sala se encuentra "El Paraíso", el mayor lienzo del mundo obra de Tintoretto.



En la armería se pueden observar armaduras y todo tipo de armas, desde las más clásicas hasta complejas armas de fuego.



La visita termina con la prisión, donde se ven los calabozos y los pozos húmedos (pozzi). El célebre prisionero Casanova huyó por los tejados en 1756.



En la visita también se atraviesa el famoso Puente de los Suspiros que, construido en estilo barroco en el siglo XVII, da acceso a los calabozos del palacio. El nombre del puente viene dado por ser el camino que seguían los condenados a muerte ya que, desde sus ventanas, veían por última vez la Laguna Veneta.

Como curiosidad, en el Palacio Ducal también está la Bocca di Leone, una especie de buzón donde antiguamente se podían denunciar las prácticas ilegales de los ciudadanos.



Horario: Todos los días de 8:30 a 18:00 horas (hasta las 19:00 horas desde abril hasta octubre).

Precio:
Adultos: 16€.
Estudiantes de 15 a 25 años: 8€.
Rolling Venice Card: 8€.
Incluye los museos de la Plaza de San Marcos: el Palacio Ducal, Museo Correr, Museo Arqueológico Nacional y la Biblioteca Nacional Marciana.

GRAN CANAL



Lo más característico de Venecia son los preciosos canales que recorren todos los rincones como si de calles se tratara. El más grande e importante de todos es el Gran Canal que recorre la ciudad dividiéndola en dos con sus cuatro kilómetros de longitud.

El Gran Canal se puede cruzar utilizando un vaporetto o andando por sus orillas y puentes.

Se puede cruzar a pie por uno de sus cuatro puentes:

- Puente Rialto: El puente más encantador es también el más antiguo de Venecia.

- Puente de la Academia: Originariamente construido en hierro, en 1854, fue reemplazado posteriormente por un puente de madera. Los enamorados lo llenan de candados para constatar su amor.



- Puente de los Descalzos: También llamado Puente de la Estación y Puente de la Ferrovía por su cercanía Estación de Trenes de Santa Lucía.

- Puente de la Constitución: El puente más moderno de Venecia, diseñado por el español Santiago Calatrava, comunica la Piazzale Roma con la zona de la Estación de Trenes de Santa Lucía.




CENTRO HISTÓRICO DE VENECIA Y  SANTA MARGUERITA




Un paseo por el centro histórico de Venecia nos traslada a la época de Casanova, de los grandes artesanos del Renacimiento y un aire íntimo del pasado. Pequeños establecimientos que llevan siglos plantados en el mismo edificio haciendo máscaras artesanales se mezclan con modernas tiendas de souvenirs.



Santa Marguerita es la plaza más emblemática del barrio del Dorsoduro y siempre hay algo que ver o disfrutar allí a cualquier hora del día.

La plaza en si misma no es demasiado impresionante; de todos modos, es un lugar tranquilo con árboles y bancos. Está rodeada de cafeterías, bares, y tiendas poco convencionales, ademas de residencias privadas – algunas de las cuales datan del s.XIV.




Nosotros acudimos al Dorsoduro para conocer una Venecia no tan turística como la zona de San Marcos, y nos encanto! Las calles son mucho mas anchas y soleadas y se respira tranquilidad, es una zona con una belleza distinta y que vale la pena visitar. Hay que añadir que la comida es más barata y hay pequeños establecimientos para abastecernos de agua. Una botella de medio litro de agua cuesta unos 2,50€ en el centro y en un supermercado de Santa Marguerita 0.80€.


GALERÍA DE LA ACADEMIA



La Galería de la Academia contiene la mayor colección de arte veneciano de Venecia y es una de las pinacotecas más importantes del mundo. Su nombre en italiano es Gallerie dell’Accademia.

Los inicios de la Academia se remontan a 1817, año en que se decidió reunir bajo un mismo techo todas las obras de arte que se encontraban dispersas por Venecia. Desde su creación la colección ha ido aumentando con adquisiciones y donaciones privadas y actualmente cuenta con más de 800 cuadros.

La Galería de la Academia está alojada en tres importantes edificios religiosos: la Scuola Grande de Santa Maria della Carità, la iglesia del mismo nombre y el Monasterio de Canonici Lateranensi.

Entre sus cuadros se encuentran obras de importantes artistas como Veronés, Canaletto, Tintoretto, Tiziano y Bellini.

Horario:
De martes a domingo: de 8:15 a 18:50 horas.
Lunes: cerrado.
Cerrado 1 de enero, 1 de mayo y 25 de diciembre.

Precio:
Adultos: 6,50€.
Ciudadanos europeos entre 18 y 25 años: 3,25€.
Menores de 18 y mayores de 65 años: entrada gratuita.


SANTA MARÍA GLORIOSA DEI FRARI



La Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari es una de las iglesias más grandes de Venecia, superada sólamente por la Basílica dei Santi Giovanni e Paolo.

Los Frari, como comúnmente se llama a la basílica, tiene dos caras completamente contrapuestas: el sencillo e inexpresivo exterior y el majestuoso interior. La construcción de la iglesia actual duró 100 años y se terminó a mediados del siglo XV. Su campanile es del siglo XIV y es el segundo más alto de Venecia.



Aunque no te guste visitar templos religiosos, recomendamos encarecidamente la visita a Santa María Gloriosa por su belleza y sus sorprendentes esculturas. Además, si te gustan los videojuegos, fue uno de los escenarios de Assassin's Creed II.





SOUVENIRS IMPRESCINDIBLES


Los souvenirs, aunque casposos y repetitivos, son un MUST IN cuando vamos de viaje y queremos volver más que con simples fotografías. 

- Máscaras



¿Qué sería de Venecia sin sus típicas máscaras de Carnaval? Las hay de todos los tamaños, tipos y fantasías, pero sin duda nos quedamos con las clásicas. Cuanto más al centro más caras son, y si no queréis gastaros mucho, en el Dorsoduro podéis encontrar las mismas máscaras de la Plaza de San Marcos con más del 50% de diferencia de precio.

- Cristal de Murano



Murano es una isla al lado de Venecia famosa por sus piezas de cristal, hay pequeñas piezas de animales que cuestan sobre 1 euro hasta obras de arte de miles de euros.

Helados



Italia es famosa por sus helados y Venecia es una de las cunas de dicho refrigerio junto con Florencia; Si buscas helados artesanales, la ciudad está repleta de heladerías y cafeterías dispuestas a ofrecerte mil y un sabores con galardonados premios. Eso sí, hay que tener cuidado de donde se compran dichos helados, ya que a primera vista no hay forma de diferenciar que tiendas ofrecen helados italianos 100% artesanos y en cuales no, puesto que las formas de presentación son similares.

Nosotros tuvimos suerte y aventurándonos por las calles del Dorsoduro (eso si, casi muriendo de lipotimia en plena ola de calor estival) compramos unos helado buenisimos en un local que no podría calificarse de heladeria ya que tambien vendian bebidas, pizza... justo detras de la Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari. Nos supo a gloria, de manzana y melon, el helado tenía hasta trocitos de fruta natural. Una delicia.

Sin embargo, probamos en una heladeria cerca de San Marcos y el helado no fue nada del otro mundo, más industrial y de baja calidad.

Otras artesanías venecianas



Que el siglo XVIII y el Carnaval sean parte del atractivo turístico de la ciudad no hay discusión alguna, y parece que la mayoría de la artesanía veneciana gira alrededor de este concepto. Muñecas, vestidos y toda clase de accesorios hechos a mano harán que no sepas decidir que llevarte. Eso si, prepara la cartera.

- Imanes, abanicos, postales...



Lo básico de cualquier turista, postales, abanicos y toda clase de merchandising sobre la ciudad que podéis encontrar. Los precios van desde pocos céntimos hasta los 4 o 5 euros.


Y aquí concluye nuestro viaje relámpago a la Serenissima, una escapada imprescindible y llena de historia. Esperamos que hayáis disfrutado y vayáis a visitar la ciudad.

Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

0 comentarios :

Publicar un comentario