Instalan grandes flores en Jerusalén que se abren al pasar bajo ellas


Creadas por HQ Arquitects, los peatones que caminen por la plaza Vallero de Jerusalén pueden hacer una pausa bajo estas gigantes flores que se abren ante ciertos estímulos. Instaladas en 2014 y llamadas “Warde”, estas flores están compuestas de cuatro pétalos inflables de 9 x 9 metros que “florecen” cuando alguien se acerca o cuando va a llegar el tranvía, embelleciendo una parte de la ciudad bastante pobre y deprimida.



Flores abiertas antes la presencia de viandantes.

Warde" no es un intento para luchar contra el caos, sino para tratar de embellecer y mejorar el espacio urbano mediante la atención en torno a estos cuatro elementos que tienen un toque de fantasía, y con su ayuda, se olvida por un momento la realidad de la plaza. 

Cuando no hay actividad cercana las flores se desinflan,

Sus luces hacen que también se puedan apreciar de noche y servir de farolas.

Se colocaron cuidadosamente las cuatro flores gigantes para que fueran vistas desde cualquier ángulo de la plaza. Cada una de las esculturas es independiente al resto y reacciona a la situación que ocurre alrededor de ella: si un peatón camina bajo sus pétalos, éstos se llenan de aire y, cuando pasa de largo vuelven a "marchitarse".




 via Desingboom
Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

0 comentarios :

Publicar un comentario