El parque temático abandonado Nara Dreamland (Japón)

Nara Dreamland fue imaugurado en 1961 en la ciudad japonesa de Nara intentando imitar el Disneyland de California (EEUU). Sin embargo, el gran boom de las aperturas de parques de este tipo, la burbuja que se formó y que posteriormente explotó, conllevó que muchos de ellos estuviesen condenados al fracaso. Nara Dreamland al ser una construcción de poco presupuesto cayó al vacio del abandono y fue cerrado definitivamente en 2006. Desde aquel momento parece que el tiempo se ha detenido, solo la maleza y el deterioro por los agentes climáticos da fe de su edad.

Dado que el parque simplemente se cerró pero no se demolió, muchos exploradores urbanos han intentado entrar para fotografiar su interior. Aunque las entradas no son relativamente difíciles de saltar, el interior si que está fuertemente vigilado, por lo que es bastante difícil pasar en él el tiempo necesario como para verlo entero. El allanamiento de la propiedad es un delito grave en Japón y más si sois extranjeros, podéis meteros en un lío grave. (Yo que pensaba ir el mes que viene...)

Algunos valientes han entrado en sus inmediaciones y nos sorprenden con imágenes tan inquietantes como desoladoras, pero tienen un encanto especial y no solo de películas de terror, porque en el fondo todos tenemos ese morbillo de visitar lugares prohibidos. ¿Te gustan los lugares abandonados? ¿Irías? A mi me encantan.

Pasados unos meses edito esta entrada para añador este párrafo. Si, estuvimos en nara y fuimos a Dreamland con la esperanza de colarnos vilmente. Solamente hay que ir al norte desde la estación de JR de Nara (hay un autobús, porque la distancia creo que son unos 3 km) y llegar al barrio residencial que hay en la montaña. Una vez allí no hay pérdida. AVISO: Hay seguridad en el recinto. En la entrada principal hay una garita con un guardia y un coche. Dentro del parque, otro guardia (que pudimos ver) hace rondas. Es complicado y además la multa y la deportación temprana son lo más probable que os encontréis si os pillan.

De todas formas os dejo con las fotografías de los valientes que se atrevieron a entrar.












Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

4 comentarios :

  1. ¡AHHHHHHHHH! *_______*
    Por supuesto que iría :D OMG, me encanta ♥ yo creo que me quedaría ahí a vivir XDDDD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ay! No me tientes que se cómo y por donde se entra... y el mes que viene estaré en Nara... ay! ay!

      Eliminar
  2. Vaya! no lo conocía! qué pena que quede abandonado, al menos que lo arreglen o q lo demolieran, y más teniendolo vigilado para que no haga prácticamente nada xDDD

    Por cierto! me apunto a tu blog! me gusta mogollón ^-^

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy japonés el concepto de no tirar las cosas abajo (no pasa lo mismo en España, que a la mínima lo destruyen) He visto que la multa por entrar es de 1000 euros además de arresto policial, no creo que me la juegue. D__: Muchas gracias por visitar mi blog y comentar!! ^_______^ se agradece <3 <3

      Eliminar