Nuestra experiencia en el alquiler de apartamentos vacacionales

Cuando tienes pensado organizar un viaje, al principio todos son ideas pero, a medida que vas mirando opciones, empiezan los quebraderos de cabeza. Para mi, la búsqueda de alojamiento es uno de esos quebraderos ya que no me gusta alojarme en el primer sitio que veo, y no soy de las que se conforman con una litera, hablemos claro.

Encontrar algo "aceptable" dentro de mis expectativas y que incluyan: Una buena ubicación, limpieza y un precio correcto, puede resultar una auténtica odisea. Sobretodo el eterno dilema... ¿Hotel o apartamento?

Supongo que, como todo, depende del tipo de viaje y las personas con quien lo compartas. Por ejemplo, el mes que viene nos vamos un fin de semana a Barcelona cuatro personas y hemos reservado un apartamento la mar de mono (y que cumple con todo lo citado arriba) por menos de lo que nos costaría una litera en cualquier hostel.

Fotografía de "Apartamentos Calle Rosario" en Sevilla

Pienso que un apartamento, sobretodo si viajas en familia o con un grupo de amigos, es mucho más confortable, ya que suelen tener las comodidades de una casa normal; Enchufes de sobra y en lugares lógicos, una sala de estar donde planificar las salidas, comer o tan solo pasar el rato sin prisas, y sobretodo una cocina propia, que siempre salva de algún apuro o ayuda a ahorrar.

Cuando fuimos a Japón, nos alojamos en distintos tipo de establecimiento según la ciudad donde nos encontrábamos: Probamos desde un Ryokan (posada tradicional), pasando por un Onsen (aguas termales) donde todo estaba pensado para que pasaras la mayor parte del día en él, hasta un hotel de los de toda la vida. Sin embargo, en la última etapa del viaje, para estar ocho noches en Tokyo nos decantamos por un apartamento en pleno corazón de Akihabara. Quedamos encantados, ya que la ubicación era inmejorable y costando la mitad que los hoteles que había por la zona. Además teníamos todo el espacio que queríamos para dejar todo lo que íbamos comprando y, sobretodo, teníamos la certeza de que no iba a venir nadie a cotillear nuestras cosas.

Nuestros apartamentos los solemos buscar por HundredRooms. Lo usamos para comparar los precios de los alojamientos que nos interesan o para descubrir alguno nuevo de otra web que se nos haya escapado. 

La verdad es que hay majezas como estas:

En este apartamento nos hospedamos la última vez que fuimos a Madrid. Nos salió sobre 80 euros la noche y estaba al lado de la Plaza Mayor.

Os voy a hacer un pequeño tutorial de Hundredrooms ya que lo solemos usar a menudo y además es muy sencillo:

Con solo poner el destino (tienen alojamientos en todo el mundo), las fechas y el número de personas que van a alojarse sale una lista con todas las viviendas disponibles, reseñas, fotografías, mapa de ubicación y el comparador de precios de los distintos portales donde está ofertado. En grande y colores destacados aparece la tarifa más barata con un enlace directo a la web donde puedes gestionar la reserva. No tenía ni idea como en algunos casos pudiese variar TANTO un precio de otro. Supongo que es lo que cada alojamiento le oferte a cada web en concreto, pero ya os digo que a veces no se nota mucho pero, en otros casos es una barbaridad.

Resultados de una búsqueda de apartamento en Valencia

Una de las cosas que más me ha gustan es que trabajan con empresas serias y no de particular a particular, por lo que hay mucha reseña y las sorpresas son mínimas. HundredRooms trabaja con Booking, HomeAway o TripAdvisor entre muchas otras compañías. Será una tontería pero a mi eso ya me da cierta confianza.

Además que puedes afinar la búsqueda según tus necesidades, ya que dispone de filtros varios que te permiten encontrar un alojamiento "especial". Y quiero decir con esto a buscar una casa que tenga acceso para minusválidos, admitan mascotas, piscina... etc.  ¡Seleccionas opciones y listo! Búsqueda filtrada.

Este es un ejemplo de apartamento en Barcelona (Gracia) que puedes encontrar. 87 euros la noche, divido entre 3 personas que se puedes hospedar máximo... 29 euros la noche. Un piso para vosotros solitos y con terraza.  A precio de litera y todo para ti.

Por todo esto, se ha convertido en una de mis herramientas imprescindibles a la hora de buscar este tipo de alojamientos para mis escapadas o vacaciones, porque puedes ahorrarte un pellizco y sabes casi con total seguridad que no te van a timar.

Así que, si estás pensando en irte de vacaciones y jamás has alquilado un apartamento vacacional... ¡Pruébalo! Aunque no hay un servicio de habitaciones detrás, tendrás: Libertad de horarios, espacio, cocina propia (a veces, incluso lavadora y lavavajillas) y la posibilidad de organizar tanto tu tiempo como tu dinero. La verdad es que es una de mis opciones favoritas y animo a probarla aunque sea una vez.


Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

0 comentarios :

Publicar un comentario