Estudiar inglés en Malta, una alternativa buena, bonita y barata

Después de la victoria del Brexit en Inglaterra, el creciente número de casos de violencia contra los extranjeros que se encuentran en el país (que no son muchos casos, pero haberlos, haylos) son muchos los que se preguntan acerca de un bastión en su economía, los cursos de inglés. Miles de estudiantes de todo el mundo desembarcan en las tierras de "Su majestad"  durante todo el año, en busca de estudiar durante unas semanas o meses la lengua de Shakespeare. Sin embargo, y sobretodo se lo preguntan las madres de los tiernos estudiantes... ¿y ahora, qué? ¿Dónde mando a mi hijo/a? Pues quizás la solución es más fácil de lo que todo el mundo piensa, y está en la pequeña isla de Malta. 


El territorio de la isla  es muy pequeño, de 25 x 15 km, más o menos y su población es de  unos 400.000 habitantes. En comparación con Inglaterra parece solo un pequeño pedrusco en medio del mar, y no hay peligro de extraviarse. Lo bueno es que tiene un clima estupendo y es muy turística, por lo que no eres esclavo de unos horarios "a la europea", y siempre hay gente por la calle. 

¿Qué me ofrece Malta en comparación con otros destinos para estudiar inglés?

- Su lengua oficial es el inglés, ya que durante muchos años fue parte de la Corona Británica. El idioma se impuso, aunque convive junto con el maltés. Y es esa oficialidad lo que te permite "obligarte" a practicar el inglés en todos los ámbitos cotidianos. (Y no hay tantos españoles como en Londres, más de una vez me he pasado el verano hablando en español y solo practicar el inglés durante las clases de la academia)


- Es barata. Sus precios son mucho más asequibles que en otros paises. Además que muchas compañías low-cost ofrecen vuelos directos y en un par de horitas te plantas allí. Cabe destacar que ni el alojamiento ni la comida son para hipotecarte, puedes sobrevivir perfectamente por pocos Euros... porque otro dato a tener en cuenta, es que la moneda oficial es el Euro, y no tienes que marearte con los cambios de divisas. 

- Buena gastronomía. Aunque la base de su dieta sea el pescado, su cercanía a Italia hace que tengan unas pizzas y una pasta exquisitas.


- Por lo comentado en el puto anterior , un curso de inglés te saldrá más barato que en otros lugares. Hay muchas academias pero yo os recomiendo la academia Sprachcaffe ya que tomé con ellos un curso intensivo de inglés y me parecen súper buenos profesionales. Además tienen sucursales en Malta, EEUU, Inglaterra, y Canadá. 

- Tiene un clima privilegiado y unos paisajes alucinantes. Olvidáos de la niebla y el paraguas, Malta tiene el clima mediterráneo en estado puro y eso se agradece. Sobretodo en Enero, ya que puedes estar al sol y 15 grados o, por el contrario, darte un chapuzón en sus limpias playas durante el verano.


- Al ser una isla turística, la variedad de actividades culturales y de ocio son infinitas. No todo será estudiar, ¿verdad? Este amplio abanico de ofertas hace que puedas irte a bailar a una discoteca durante toda la noche, practicar el buceo, pasear por su casco antiguo o visitar sus museos. Vale, sé que vienes a estudiar, pero no todo va a ser echarle codos al asunto, una cosa no está reñida con la otra. Además que Malta es una isla segura en todos los ámbitos.

Lo único que te hará recordar a Inglaterra es alguna que otra cabina, el hecho de que conducen por la izquierda y que sus enchufes son de tres clavijas ¡Recuerda llevarte el adaptador! Por lo demás, es igual que en resto de Europa.  


Aquí os dejo la página de turismo de Malta por si queréis profundizar en todo lo que ofrece.

Así que, si queréis estudiar inglés y pasar una buena estancia con unas vacaciones muy tranquilas y económicas, os aconsejo que penséis en Malta como un destino excelente y sin peligro a las consecuencias del temido Brexit para los "No british people". 

Fotografías: Visit Malta y Sprachcaffe
Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

0 comentarios :

Publicar un comentario