Los fantasmas del metro de Londres: Parte 2


Y con esta segunda parte terminamos nuestro recorrido por los fanstasmas del metro de Londres, una ruta plagada de leyendas y apariciones extrañas que no os dejarán indiferente.

Si te perdiste la primera parte puedes leerla AQUÍ.

Y si ya fuiste partícipe de ella te invitamos a terminarla.




HYDE PARK CORNER STATION 



Por esta céntrica estación pasa la línea Piccadilly se halla entre la estación de Knightsbridge y Green Park. Es una de las pocas estaciones en el metro de Londres que no tiene edificios asociados en la superficie, como suele suceder en la capital británica. La estación es completamente subterránea.

En noviembre de 1978 un hombe llamado Barry Oakley era en ese momento el jefe de la estación durante el turno de noche. Había cerrado las puertas y comprobado que  la estación se había quedado vacía. Desconectadas las escaleras mecánicas y cerrado con llave la caja donde se encuentran los interruptores principales y de activación de los dispositivos, él y un compañero regresaron a la oficina de supervisión de la estación.

A eso de las 2.30 de la mañana se escuchó un estruendo en la zona del hall. Cuando él y su colega salieron de la oficina para investigar descubrieron que la escalera mecánica que habían desconectado del panel central se encontraba funcionando. A ambos les pareció muy extraño ya que aparte de desconectarla en su base con una única llave especial, lo habían hecho del panel central que se encontraba en otra zona de la estación, además se estar cerrado con candado. La escalera estaba funcionando sin ningún suministro de electricidad. Eran aproximadamente las 3:20 de la mañana cuando los dos hombres regresaron a la oficina para comprobar los sensores y las cámaras. 



Sintiéndose muy nervioso ante esta cadena de sucesos, el Sr. Oakley decidió prepararse una taza de té caliente. Al hacerlo, sin embargo, sintió una presencia que le observaba. La temperatura en la oficina de repente se desplomó hasta el punto de que podía ver su aliento mientras exhalaba. En ese momento se dio la vuelta y vio a su colega apoyado en la mesa, muy pálido y con la expresión desencajada. El Sr. Oakley intentó acercarse a él pero solo conseguía dar pasos muy lentos que no controlaba. Según él, tardó como cinco minutos en llegar hasta su compañero. Le tocó el hombro y él mirándole con los ojos muy abiertos le pudo susurrar "¿Tu también has visto esa cara?"

El compañero del Sr. Oakley contó posteriormente que mientras su jefe se estaba preparando el té, una cabeza sin cuerpo había flotado a través de la pared de la oficina y había pasado algún tiempo mirándolos. Poco después decidió que ya no podía seguir allí después de ese suceso. Nunca volvió a trabajar en el Metro de Londres.

ICKENHAM STATION 



La estación de metro Ickenham se encuentra en Ickenham en el distrito londinense de Hillingdon. La estación se encuentra en la zona de Uxbridge, y por ella pasan la línea metropolitana y la de Piccadilly. Se halla entre las estaciones Ruislip y Hillingdon.

La historia cuenta que una mujer cayó a las vías en 1952 y murió electrocutada. Desde entonces su fantasma aparece a menudo al final de la plataforma, cerca de donde murió. Ella lleva un pañuelo rojo intenso. Se dice que saluda a los viajeros que se encuentran esperando al metro y cuando logra captar su atención desaparece ante sus ojos. 


KENNINGTON LOOP



Un "balloon loop" es un sistema de programación de las vías que permite a un tren invertir la dirección y volver a donde ha venido de sin necesidad de derivación o detenerse.

Uno de estos "balloon loop" existe al sur de la estación de Kennington (Northern Line) y se conoce como el Kennington Loop. El túnel permite girar hacia el sur de Charing Cross Branch para terminar en la estación de Kennington. Entonces,cuando los vagones se vacían de pasajeros, se activa el loop para iniciar su viaje de nuevo hacia el norte de la línea.

Al menos diez  conductores de metro, sentados solos en sus trenes vacíos a la espera del permiso para proceder a través del loop, han informado que han escuchado como si el tren se llenara de pasajeros a la vez que las puertas de conexión entre los vagones se abrieran y cerraran hasta tal punto de llegar donde estaba el mismo conductor. Hay conductores que han pedido no trabajar en esa zona.

KING CROSS ST. PANCRAS STATION



La estación de metro de Kings Cross St. Pancras se encuentra en el distrito londinense de Camden y es la mayor estación de intercambio del metro de Londres, con seis líneas en cuatro pares de andenes.

En mayo de 1998 una joven de unos veinte años con cabello largo castaño, que vestía vaqueros y una camiseta estaba arrodillada al lado de uno de los pasillos de entrada de la estación. Tenía los brazos extendidos y lloraba fuertemente. Un transeúnte se detuvo y cuando se disponía a hablar con ella para averiguar lo que le pasaba y ofrecerle un poco de ayuda, alguien que caminaba por el pasillo desde la dirección opuesta pasó literalmente a través de la mujer traspasando su cuerpo incorpóreo. La aparición se desvaneció rápidamente. Fue entonces cuando el aspirante a "buen samaritano" se dio cuenta de que la joven era un fantasma. En 2004 volvió a aparecer el fantasma de la muchacha cerca del andén 8.

Incendio de 1987

El 18 de noviembre, 1987, un devastador incendio en la estación mató a 31 personas, ¿Sería esta chica una de las víctimas de aquel atroz suceso?

KING WILLIAM STREET TUNNEL 

La instantánea en el túnel King William Street que recogen estas líneas.

Se trata de uno de los túneles en desuso más largos y más antiguos de la red. Cerrado en 1900 se extiende desde la estación de Borough hasta el lado norte del puente de Londres. En la década de  los 80, la compañía de transporte de Londres contrató a un fotógrafo para que tomase fotos de la red para un libro que la compañía estaba llevando a cabo, tomó una serie de fotografías en el antiguo túnel y se sorprendió al ver que, en una de las diapositivas, había la imagen ligeramente translúcida de un hombre de pie cerca de la pared del túnel. Un mes más tarde se desplazó de nuevo al lugar donde fue tomada y afirmó haber contactado con el espíritu de un hombre que había muerto durante la construcción del túnel en cuestión.

LIVERPOOL STREET STATION



La estación de Liverpool Street , con aproximadamente 123 millones de visitantes al año, es la tercera estación más transitada del Reino Unido después de Victoria y Waterloo. Se encuentra ubicada en la esquina noreste de la ciudad de Londres. La estación de metro de Liverpool Street  es la quinta más transitada de la red de metro con 4 líneas que pasan por ella. Imágenes de CCTV de cada estación en Londres son monitoreadas las 24 horas del día por los controladores de línea desde una centralita.

En el verano de 2000, el controlador de la línea que estaba monitoreando los metros de la estación de Liverpool Street vio a un hombre vestido con un mono blanco de pie en la entrada del túnel en dirección este de la Central Line. Lo que lo hizo tan inusual fue el hecho de que eran las 2 de la madrugada. La estación estaba cerrada por la noche y no había contratistas programados para trabajar allí. El controlador de la línea llamó al supervisor de la estación, un hombre con 23 años de experiencia de trabajo en el metro, y le pidió a investigar el hecho.

El Supervisor de la estación bajó al túnel en dirección este y miró en todas las inmediaciones pero no pudo encontrar ningún rastro del hombre del mono blanco. El supervisor usó un teléfono de comunicación interna a la centralita que se hallaba al pie de la escalera mecánica. Al hablar con el técnico de cámara le dijo que había llevado a cabo una búsqueda exhaustiva de la zona, pero no había sido capaz de encontrar al hombre.

El controlador de la línea, claramente perplejo dijo "Pero este hombre está de pie al lado de usted. ¿No lo está viendo? "

El Supervisor de la estación le aseguró que había llevado a cabo un registro muy detallado de la zona y que definitivamente no había nadie allí. Incluso pidió al controlador de línea si la imagen del hombre podría haber sido el resultado de un fallo en el sistema de circuito cerrado de televisión, pero cuando le aseguró que el sistema estaba en perfecto estado de funcionamiento, se acordó realizar una segunda búsqueda del área sólo para estar absolutamente seguro.



El Supervisor de la estación llevó a cabo una nueva búsqueda del área pero el resultado fue el mismo que el primero. No pudo encontrar ningún rastro del hombre en el túnel o en las inmediaciones del mismo.

Volvió al teléfono, al pie de la escalera mecánica, llamó de nuevo al controlador de línea y le dijo que la segunda búsqueda tampoco había logrado encontrar ningún rastro del hombre del mono blanco. El controlador insistió, sin embargo,  mientras hablaba, en la pantalla del televisor seguía viendo con claridad al hombre con un mono blanco al lado del supervisor.

El hombre estaba bastante enfadado pues creía que era una broma por parte de su colega de la centralita, así que dio media vuelta y regresó a la plataforma. Cuál fue su sorpresa al ver que había un mono blanco yaciendo sobre un asiento.

El supervisor de la estación estaba seguro de que si alguien había salido del túnel, mientras que él había estado al teléfono lo hubiera visto ya que era la única salida por la que hubiese podido escapar.

La base de datos de sucesos paranormales de Londres tiene entre sus archivos apariciones fantasmales en la zona durante el periodo de 1780 y 1812, justo antes de que la estación se construyera. Estos relatos nos cuentan que en la zona solía aparecerse el espectro de una paciente que murió en el Hospital de Bethlem llamada Rebecca Griffiths, la cual murió en extrañas circunstancias. Los difuntos muertos en hospitales por aquella época se enterraban con un mono o túnica blanca… ¿casualidad?

SOUTH KENSINGTON STATION 



La estación de metro de South Kensington se encuentra en Kensington, al oeste de Londres. Por ella pasan las líneas District, Circle y Piccadilly. Fue inaugurada en 1868 y es una de las estaciones grandes más antiguas de la ciudad.

En diciembre 1928 un pasajero bajó en la estación desde el último tren de la noche y fue sorprendido por el chillido de un silbato de tren. De repente, un tren espectral  con apariencia de los primeros metros de Londres apareció sobre los raíles y estaba lleno de pasajeros ataviados con ropas victorianas. El conductor, una figura fantasmal que llevaba una chaqueta y una gorra con visera le miró fijamente. El tren pasó de largo y desapareció en el túnel para no ser visto de nuevo.

NORTHERN LINE (Entre Oval y Stockwell station)



Durante 1984 un becario en prácticas, fue enviado a  recorrer el túnel de la línea Northern Line entre las estaciones Oval y Stockwell para revisar fallos en el sistema de cableado. Estos recorridos se realizaban durante la noche, cuando ningún tren tenía programado recorrer las vías y, por lo tanto, no había peligro alguno.

Mientras caminaba por el oscuro y silencioso túnel, armado sólo con su linterna, se encontró con un hombre mayor que trabaja en una sección más amplia del túnel. El trabajador estaba usando una lámpara vieja llamada Tilly. Estas lámparas de parafina eran comunes para los trabajadores del metro de Londres hasta mitad del siglo XX, pero, en 1984, habían desaparecido para dar paso a las linternas que funcionaban a pilas.



El becario se detuvo para charlar con el obrero. Este hizo un comentario sobre lo extraño que era ver a alguien que seguía utilizando una vieja lámpara Tilly, a lo que el trabajador respondió que prefería ese tipo de lámpara a las nuevas linternas. El becario le preguntó al trabajador si este sector más amplio del túnel tenía un nombre y le contestó que se llamaba “South Island Place”. Se despidieron cordiarmente y el becario partió otra vez por el túnel y poco después llegó a la estación de Stockwell.

Una vez en su destino, llamó al supervisor de la estación para informarle de que había completado el recorrido a pie y que todo parecía en orden. Estaba a punto de colgar cuando recordó al viejo obrero e informó sobre su presencia en “South Island Place”. El supervisor, muy extrañado, le dijo que no había nadie previsto para que trabajase aquella noche en el túnel. Se organizó rápidamente una búsqueda entre las estaciones Oval y Stockwell pero no se encontró a nadie.

El becario afirmaba su teoría de que había visto a un señor mayor que llevaba una vieja lámpara Tilly. Se formó un silencio sepulcral y todos se miraron entre sí, pues no era la primera vez que esto sucedía.

Durante los primeros años de la década de los 50, cerca de “South Island Place” un obrero estaba arreglando un compresor muy ruidoso en una zona poco visible del túnel, era tal el sonido que no se percató de que un tren se acercaba a toda velocidad. El conductor del tren que lo mató informó que, en el momento de la colisión el hombre llevaba una lámpara Tilly…

Esta aparición es una de las que más se ha repetido en el metro de Londres.

MANSION HOUSE STATION



En 1974 alrededor de 30 personas pudieron ver la figura de una mujer vestida con un mono de trabajo caminando por la entrada del túnel que da a uno de los andenes. Ella tenía la mirada perdida y vagaba sin rumbo entre la luz y la oscuridad del túnel. Cuando el metro se aproximó y sus luces iluminaban la zona, la figura de la mujer se fue desvaneciendo. Todos creyeron que el transporte la había atropellado pero allí no había nadie.

Cuentan que durante la I Guerra Mundial, las mujeres trabajaban en la limpieza y mantenimiento de las estaciones y trenes. Una trabajadora llamada Emily Baker cayó a las vías en 1917 y su espíritu sigue vagando por Mansion House.

WEST BROMPTON STATION


Es una estación de la línea District and Southern, inaugurada en 1869 se encuentra cerca de la estación de Earls Court. Lo inquietante de la estación es que está situada al lado del cementerio de Old Brompton. Este cementerio estuvo en activo desde 1840 hasta 1952 y hay enterradas cerca de 205.000 personas. 

Se dice que en los días donde la niebla es intensa aparecen figuras vestidas de luto vagando por la estación, muchos residentes la evitan cuando anochece y prefieren ir hasta Earls Court. Otra de las famosas apariciones de West Bromton es un fantasmal coche fúnebre tirado por cuatro caballos negros que recorre los alrededores de la estación. 

VICTORIA LINE (Cerca de Vauxhall)



El fantasma de un obrero muy alto (algunos testigos dicen que el fantasma que vieron fue casi dos metros y medio de altura) vestido con un mono de color marrón y una gorra plana se ha visto en varias ocasiones en los túneles cerca de la estación de metro de Vauxhall.

LÍNEA BAKERLOO


Durante muchos años, gran cantidad de personas que viajaban hacia el norte por la línea Bakerloo han visto un reflejo fantasmal en la ventana del transporte de alguien que viajaba sentado junto a ellos a pesar de que el asiento estaba vacío.

LINEA JUBILEE (VARIAS ESTACIONES)



La extensión de la línea Jubilee (que comienza justo al sur de la estación de Green Park y termina en la estación de Stratford, en el este de Londres) fue construida en la década de 1990 y abrió justo antes de Navidad en 1999. La línea pasa por zonas como Baker Street, la más antigua de la red de metro de Londres, inaugurada en 1863.

La extensión completa de Jubilee encauzó su camino a través de los terrenos de varios monasterios antiguos obligando a la reubicación de 683 tumbas exhumadas. Desde entonces, se han reportado numerosos avistamientos de fantasmas de monjes en esta parte de la línea.

Al igual que cualquier otra línea en el metro de Londres, cada kilómetro de la red se comprueba cada a pie, por patrulleros que recorren los túneles oscuros por su cuenta. Hoy en día se está instalando poco a poco un circuito de cámaras por lo que este trabajo pasará a mejor vida en un futuro.

Un hombre que llevaba trabajando en el metro más de 20 años patrullaba una fría noche por los túneles de la línea Jubilee y tuvo la experiencia más aterradora de su vida.



Mientras caminaba entre la estación de Baker Street y St. John Wood paró para tomarse un descanso sentándose en uno de los salientes del túnel. De repente escuchó unos pesados pasos que crujían bajo las traveseras de las vías. Aquel sonido, primero lejano se fue acercando más y más a él, como si una entidad desconocida y enorme caminara físicamente por las vías. Mientras estaba sentado allí, con la boca abierta por la incredulidad y un sudor frío le recorrió el cuerpo, los pasos continuaron hasta donde él estaba y pasaron de largo, crujiendo las maderas de las traveseras. A unos cinco metros de distancia del trabajador el sonido se detuvo y se escuchó como si algo se girara. Las piedras del suelo temblaron y sopló un viento frío. A partir de ese momento todo quedó en silencio. Una vez pudo recuperar la compostura se levantó y terminó el recorrido.

A  primera hora de la mañana, justo antes de su turno finalizara, le comentó a un colega lo que le había sucedido aquella noche. Para su sorpresa, no se rió de la historia o lo tomó por loco, sino que le contestó que otros patrulleros y trabajadores de mantenimiento habían experimentado lo mismo en aquella parte de la línea Jubilee. Todo el mundo aseguraba que era el fantasma de un patrullero que hacía ese recorrido regularmente y vagaba sin descanso por los túneles. 

Lo peor de todo es que los registros muestran que al menos 5 trabajadores del personal de mantenimiento han sido asesinados en ese tramo concreto de la línea.

Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

0 comentarios :

Publicar un comentario