Inglaterra vs cocina española


Los ingleses siempre han sido un poco "especiales" en su gastronomía, de eso no hay duda. Al ser un país (sobretodo su capital) totalmente multicultural debido a su herencia como imperio, en su cocina conteporánea hay bastante fusión de culturas, así como la infinidad de restaurantes de cualquier rincón del mundo.

A los británicos les gusta mucho la cocina española, tan solo con entrar a cualquier supermercado puedes encontrar  muchos productos de nuestra península. ¡Qué sorpresa nos llevamos al entrar en un Tesco y hallar esto en sus estanterías!


El Corte Inglés donde menos te lo imaginas.


Pero lo que a ellos más les gusta es la fusión y llevarlo todo a su campo, y como los sandwiches son la comida por excelencia de La City, a Tesco no se le ocurrió otra cosa que sacar esta maravilla hace unos años, dentro de una colección limitada de sabores del mundo que también incluía uno de Lasaña.



Pero es que Tesco casi es para darle de comer aparte por la cantidad de productos "curiosos" que abundan en sus entanterías, como por ejemplo los potitos para bebé de paella.

Aunque la gastronomía española es una de las más ricas y variadas del mundo, el plato estrella es la paella, pese a quien le pese, y poco hay más allá de sus hocicos guiris.

Hay que destacar que a los ingleses les gusta mucho el chorizo y se lo añaden a todo lo relacionado con nuestra cocina... repito, a todo.

Foto de www.mantelacuadros.com

Y nadie está a salvo de las garras de la spanish fusion. Marks & Spencer es una conocida firma inglesa que tenía cantidad de grandes almaceces repartidos por España y que cesó su actividad a principios de este milenio. En su tierra natal continúa con mucho éxito.

Uno de sus puntos más fuertes es su supermercado, ya que se caracteriza por variedad y calidad en sus productos (y un poco más caros que cadenas de alimentación como Tesco o Sainsbury.)

Estas navidades ha sacado una nueva línea de productos llamado The Taste Collection, dedicada a platos del mundo. Entre ellos: Marruecos, Grecia, Turquía y... por supuesto, nuestra adorada piel de toro, que chifla a los ingleses.

Como valencianos que somos y tan venerada tenemos nuestro plato estrella, porque ojo, la paella es una paella y no arroz con cosas, vimos esos manjares dignos de estrella michelín en las estanterías de un M&S Simply food, que lloramos, y no de felicidad:

Si alguien entiende esta pizza/focaccia/coca de pimiento del piquillo, tomates deshidratado, ajo y hierbas que nos lo explique.

Entramos en terreno escabroso con esta paella de langostinos, pollo a la brasa, salsa de chorizo, marisco, judias verdes y pimientos del piquillo. Lo mejor es el detalle de la foto, hecho en cazuela de barro, ni siquiera en la paella. Para los neófitos, la paella no es el plato en sí, si no el recipiente donde se cocina.
Y si no era suficente, en M&S se atreven con todo. Desde un mezcladillo de pollo especiado con chorizo y "salsa de fritada ¿?" (con su pimiento de rigor) hasta la fideuà, ese plato marinero tradicionalmente de marisco y pescado pero que aquí hacen volar la imaginación con salchicha picante y chorizo (y pimiento del piquillo, claro) que parece que no tenemos más variedad de ingredientes.

Y con esto finalizamos un pequeño y breve recorrido por nuestra gastronomía de la mano de los ingleses. Y, recordad... ¡CHORIZO Y PIMIENTO DEL PIQUILLO FOREVER!
Share on Google Plus

About Viajando Contigo

Soy Lucía S. Donato, responsable y autora del blog. Estudié Magisterio e Historia del Arte. Soy amante de la historia, el arte y la cultura. Me encanta contar batallitas y hacer fotos a todo. Además soy aficionada a la tecnología, el cine y los videojuegos.

2 comentarios :

  1. Ya no me asusta nada de este país xD el día que vi el sandwich de paella (y otro de lasaña) me quedo claro todo. No compro ni un plato de esos que venden, tan solo embutido.

    ResponderEliminar
  2. Acaba de venirme un Dejavu de los gordos...
    Sólo te diré que estuve trabajando unos días de reponedora en el Tesco! glups!
    NO me sorprende nada esas mezclas sin sentido y totalmente aberrantes, madre mía!

    ResponderEliminar